Cultura

Semana santamente teatral

Semana santamente teatral

Facebook Twitter Instagram Del 8 al 15 de abril se celebra en Bogotá la segunda edición del Festibienal, un festival de teatro independiente, que cuenta con más de 100 funciones para disfrutar durante semana santa. Obra 'El eterno baile de Pilar Ternera'. Fotografía:...

leer más
Lo mejor de 2016, según YouTube Rewind

Lo mejor de 2016, según YouTube Rewind

El final de 2016 está a la vuelta de la esquina, y para celebrar estos últimos doce meses llenos de acontecimientos, YouTube ha lanzado su video anual Rewind, con lo más destacado de la plataforma. El clip de casi siete minutos fue filmado en más de 18 países y cuenta...

leer más
Adobe acepta el final de Flash y empieza a sugerir que dejes de usarlo

Adobe acepta el final de Flash y empieza a sugerir que dejes de usarlo

  La muerte de Flash es algo de lo que se viene hablando desde hace más de 10 años, pero sencillamente la plataforma está tan arraigada que no termina de desaparecer, incluso con todos sus problemas. Pero ahora, incluso Adobe lo ha aceptado y comenzó a sugerir que...

leer más

Vargas Llosa presentó su último libro ‘Cinco esquinas’

Es escritor peruano y premio nobel, criticó la prensa amarillista.

Por: JUANITA SAMPER OSPINA

Mario-Vargas-Llosa_Radio Web 3 punto 0Cinco esquinas se titula la última novela de Mario Vargas Llosa, que presentó esta semana en Madrid, en una rueda de prensa mundial a la que asistió este diario.

Se trata de una historia que tiene lugar durante los últimos meses del gobierno de Alberto Fujimori (fines del siglo pasado) en el Perú, que desarrolla una trama detectivesca en la que están involucrados el poder y la prensa amarilla.

La publicación de unas fotos personales comprometedoras, una muerte, la investigación de una reportera y una llamada telefónica de un miembro del alto gobierno son algunos de los elementos que componen la historia del libro.

“El título de la novela es el nombre de un barrio de Lima que tiene una larga historia”, dice Vargas Llosa. Y explica que pasó de ser el centro colonial más importante del país a una zona marginal, luego de resurrecciones fallidas. “Por estas razones tiene una connotación simbólica; de alguna manera ha seguido esos vaivenes, esos contrastes tan profundos de que está hecha la historia del Perú”, agrega.

Le pareció un simbolismo ideal para una historia que se desarrolla en “un período de mucha violencia y mucha incertidumbre”, en la que “uno no sabía quién lo mataba”.

Era una época en la que se producían apagones por voladuras de centrales eléctricas y había toques de queda. Precisamente, la novela empieza con “dos mujeres jóvenes, casadas, que pertenecen a la élite social y económica del Perú, que en aquellos días, por obra del toque de queda que las sorprende, tienen que pasar la noche juntas”, explica el autor. En esas circunstancias “ocurre algo para lo que ninguna estaba preparada, y fue un encuentro sexual”.

El escritor vio esta imagen como “la puerta de entrada”, pero “no porque se convirtiera a través de esta relación en una historia erótica, ni mucho menos”; (sino porque) “Yo creo que una de las transpiraciones naturales de esa atmósfera que se vivía para muchos era un incentivo sexual, y el sexo aparecía como una tabla de salvación, como una manera de buscar una libertad, una seguridad y un goce que el resto de la vida se había en cierta forma abolido”, dice.

La idea básica de Vargas Llosa se centra en el gobierno de Fujimori y el uso de la prensa amarilla. “Montesinos (mano derecha de Fujimori) utilizó de manera sistemática la prensa amarilla que subvencionaba o creaba él mismo”, explica. “A muchos críticos del régimen los asustó y los llegó a silenciar al verse envueltos en escándalos en los que eran acusados de depravados sexuales, de estafadores, de estar vinculados a negocios sucios, a actividades ilícitas”.
La novela despierta reflexiones sobre la prensa amarilla, “esa deriva degradada, degenerada, de lo que es el periodismo”. Vargas Llosa quiere denunciar el periodismo que “en muchos casos se ha convertido en una forma de entretenimiento que no tiene límites, que rompe todas las prevenciones, las barreras, las formas y utiliza el escándalo”.

Preguntado al respecto, por sus apariciones en revistas del corazón como ¡Hola! a propósito de su relación sentimental con Isabel Preysler, el nobel aseguró que “si pudiera elegirlo no aparecería en ¡Hola!”, y pidió a los presentes una receta para evitarlo.

 

Share This